Mis salukis y yo

Siempre salukis

Se que en mi vida siempre habrá salukis, viviré con ellos y compartiré mi espacio vital con el suyo, sin interferencias pero con convivencia.

Estoy teniendo la oportunidad de aprender de los mejores, de personas que se convierten en mi familia y a los que siempre agradeceré todo lo que me han dado.

Os cuento mi historia y nos vemos donde haya salukis!!

Fecha de nacimiento: 03/02/2000

Padre: Serafín Alvarez (El pápa)

Madre: Elvira Peláez (La máma)

País: España (con pasión por California/USA)

2018, planificando el futuro

Esta año hemos estado planificando en casa el futuro de mis salukis. Hemos seguido aprendiendo de todos aquellos que han querido compartir su conocimiento y sus ejemplares.

Este verano he conocido a Mary Sanders Parker, una persona que nos ha dado la oportunidad de incorporar a nuestra casa, en copropiedad con ellas a Harry (Classicus Amor), un cachorro con un carácter y temperamento espectaculares, que nos permite mantener el objetivo principal para mi salukis, el temperamento, el caracter y la salud.

Gracias Mary

2017, Sandra Dunlea

Sandra Dunlea es mi familia en California y la criadora de mi amigo Quidam, Ariane Quidam at Bosques Azules.

Estoy seguro de que han pasado muchas cosas en 2017, pero sin duda visitar a Sandra para conocerla y hablar de salukis y pájaros es lo que ha me ha dejado huella. Dicen que es empatizar, ella lo llama Soul, yo la llamo Sandra.

Quidam fue un regalo, y menudo regalo. Un saluki especial que nunca fue cachorro, siempre serio, en su sitio, estable y cariñoso. ¿He dicho cariñoso? Sí, un saluki para disfrutar que tiene pasión por mi y me acompaña a donde vaya.

Además me permitió debutar como Handler de sus salukis en USA, en Ventura, una oportunidad que siempre agradeceré por su confianza en mi dejándome presentar a la madre de Quidam, Leah (GCH Al Sayad Gaia Aliyah Aminah) y Ahri (El Ubaid’s  Vivaldi’s Master Piece).

 

2016, la Camada B (Jeno x Saba)

Las exposiciones nos han permitido disfrutar de nuestros salukis en el ring,  también compartir los mejores ejemplares de nuestros amigos de Hykanya.

Jeno (Super Ch, Ch España Hyrkanya Aman Jenofonte) ha estado en casa unos meses para completarle su campeonato y hacerle Super Campeon. Jeno es un Hyrkany espectacular, un ejemplar para recordar y con el que gracias a Enrique de la Morena hemos tenido nuestra Camada B, y de la que nos quedamos con Tesla (JCh España Basira de Bosques Azules).

Y seguimos incorporando salukis a la manada!!!

2015, El Ubaid Universal Panthea y los primeros campeonatos

El afijo El Ubaid’s es sinónimo de tipicidad, carácter y salud, y muestra de ello es nuestra Panthea (El Ubaid’s Universal Panthea).

Desde su llegada marcó la diferencia y se ganó su sitio en casa. Gracias Stephen.

2015 fue el año en que el primer saluki criado en casa consiguió un Campeonato Joven, y la encargada de conseguirlo fue la que Amina de Bosques Azules, aka Sophie.

Panthe también consiguió su Campeonato Joven. Sin duda un años para nuestras chicas.

2014, la Camada A, donde todo empieza

Una camada de cachorros es una responsabilidad, y sin contar con ello me vi con ella en casa.

Estoy feliz de como fue todo. De esta primera camada de Amir (Hyrkanya Akbar) x Saba (Hyrkanya Terken) nació Shopie (Amina de Bosques Azules), nuestra primera Campeona Joven y nuestra primera Campeona Absoluta, BIS Cachorros en la Monográfica del Club, … Una preciosa crema con la que disfrutar en el ring!!!

2013, el camino se hace caminando

13 años y un saluki joven, fueron una prueba de fuego para ver si realmente quería vivir con salukis y presentarlos en exposiciones.

¿Fácil? NO.

¿Seguimos? Sí, por supuesto.

Salukis de Bosques Azules.

2012, empezamos

Recuerdo perfectamente el día que les enseñé a mis padres la página 501 de la Enciclopedia de los Perros y les dije “esta es la raza que yo quiero criar“. Era un saluki.

Yo tenía 12 años, allá por el año 2012, y mis padres nunca habían visto una esta raza y no sabían nada, y mucho menos todo lo que vendría después con los Salukis de Bosques Azules.

Mis padres buscaron criadores en España. No hay muchos criadores de Salukis, más bien había y hay muy pocos, y quizás sea por el desconocimiento que hay de la raza. Se la cataloga como arisca y miedosa, lo que la hace poco comercial.

Esta catalogación la ha convertido en una raza desconocida pero la ha favorecido porque sigue siendo el Galgo Persa que vivía en el Desierto con sus dueños, sin los problemas de las razas masificadas.

Me gustaría decir que si bien es una raza especial, diferente que “te entienden y saben lo que piensas sin estar todo el día metido por tí”, es una raza con la que convivir sin problemas, disfrutando del día a día, sin olvidar que es un lebrel.

Buscando en Internet, leyendo en foros y hablando con gente, todo llevaba a Enrique de la Morena. Ni cortos ni perezosos, le llamaron y le explicaron mi caso, jajajaja, como dicen mis padres, como quien habla con un médico.

Enrique, les explicó todo sobre la raza y les animó a que leyese y estudiase todo lo posible sobre ella. Un consejo que todo criador amante de la raza debe hacer para grantizar que los nuevos propietarios conocen como será en el futuro su cachorro.

Tres meses después Enrique llamó a mi padre preguntándoles por mis notas y por la disponibilidad de tiempo que tendría durante el verano. El motivo era que le quería regalarme, como dice la tradición de los antiguos propietarios de Salukis, uno de sus ejemplares. Mi primer saluki, Hyrkanya Akbar, para nosotros Amir que para los persas significa rey, príncipe o jefe.

Lejos de arrepentirme de tener un saluki en casa, ‘ahorré’ para traer a Saba, que por supuesto es una Hyrkanya, Hyrkanya Terken. No era una cachorra cualquiera sino que era la hija de la primera Saluki que Enrique me dejó presentar en el Punto Obligatorio de Talavera 2012, Ch Monab Being Fabulous,  y a la que finalicé su Campeonato de España (CAC+CACIB).

Saba llegó para quedarse y enamorarnos a toda la familia, porque los Salukis no son ariscos ni miedosos, son Salukis.

Y así empezó todo.