EspañolEnglish
Síguenos en FaccebookRSS
Huellas de nuestros perros en la arena de la playa de Los Quebrantos en San Juan de la Arena
huellas
huellas

Nel, Lassie, Zar, Mori, Rosa, ... Desde mis primeros años he tenido perros y gatos en mi casa, y siempre me han enseñado a quererlos, cuidarlos y protejerlos como miembros que son de la familia.

Estudié muchas horas con un gato en el cuello y un perro a los pies, en el colegio, en el instituto y los fines de semana cuando volvía a casa de la facultad. Soy química orgánica pero por el entorno en el que me crié, el mundo rural, podría haber sido veterinario.

Elvira con la gata y con Nel tabajando el Sit y el quieto.

Mi amor por los animales lo han heredado mis hijos Marta y Javi, y quizás alguno de ellos mantenga su intención actual de ser veterinario. Bueno, no adelantemos acontecimientos porque todavía tienen 9 y 11 años respectivamente, y son muy pequeños para pensar en su futuro. Lo que sí es cierto es que participan en la cría y en los cuidados diarios de la familia canina.

Marta y Queen (tres meses) en el Concurso de las Barzanas 2011.

Javi jugando en casa con las Jack Russell. Tina, Maggie, Blanquita, Carola, ...

La cría de estos amigos fieles está muy lejos de mi actividad profesional habitual, pero es tanto lo que nos está aportanto a todos que cada día le dedicamos más y más tiempo. Es tal la recompensa emocional para todos nosotros que compensa cualquier sacrificio que conlleve.

Hemos empezado a ir a concursos y exposiciones con un grito de guerra que mi marido, Sera, está inculcando a Javi y Marta, y que hacemos antes de cada viajes. a la pregunta ¿a qué vamos?, todos respondemos al unísono "A PASARLO BIEN". La sociabilización que para todos supone salir a un ring, niños y perros, es total, creciendo todos juntos. Fuera la vergüenza de salir en público, de conocer a nueva gente y de pasar exámenes continuos de los jueces, incluso en otros idiomas como le pasó a Javi en la Mundial de París.

Tenemos claro lo que queremos. Un entorno familiar en el que crecer todos juntos, con principios e ideas claras, donde nuestra familia canina se desarrolle buscando los mejores perros en morfología y caracter, ya que finalmente vivirán con niños, personas mayores y familias que les correspoderán a su cariño.

® BOSQUES AZULES 2011